Una sola hojita de esta hierba que esta en todo jardín puede salvarle la vida en un minuto, pero pocos saben como hacerlo!

Esta es una humilde planta que esconde excelentes propiedades nutricionales y medicinales, aunque la ignorancia hace que muchos la consideren una mala hierba, perdiéndose todo un regalo que la naturaleza nos ofrece de forma gratuita.

Anuncios

Puede ayudarte a combatir muchas enfermedades, pues es muy rica en minerales como calcio, potasio, magnesio o hierro, y vitaminas como A, C, D, o B. Se le conoce desde la antigüedad como desintoxicante y descongestionante hepático, diurético, depurativo, laxante suave, tónico, ligeramente aperitivo, o útil en los problemas de piel.

Si eres de aquellas personas que prefieren curar sus malestares o padecimientos a través de la medicina natural antes de pensar en recurrir a pastillas y medicamentos sintéticos, entonces continúa leyendo porque esta información es para ti.

Una sola hojita de esta hierba que esta en todo jardín puede salvarle la vida en un minuto, pero pocos saben como hacerlo!

img-art-93

El diente de león es una planta muy común, la misma crece en muchas regiones del mundo y de acuerdo a lo que se conoce es una excelente alternativa para las personas que sufren de diabetes, enfermedades digestivas o renales, así como también para la pérdida de peso. Esta hierba es una de las más estudiadas por la medicina occidental debido a sus grandes propiedades curativas.

Tanto las flores, las hojas y las raíces de esta son comestibles, su sabor se asemeja a la rúcula picante. Es importante que te asegures que la recoges de zonas donde no haya estado expuesta a productos químicos.

También puedes encontrarla en tiendas asiáticas o incluso en algunos supermercados especializados. En el caso que quieras plantarlos, es mejor recoger los dientes de león en primavera cuando son jóvenes, es decir, antes de que aparezcan las flores.

Anuncios

Té de diente de león

La raíz de diente de león se puede utilizar para hacer un té medicinal el cual sirve para tratar problemas digestivos, cálculos biliares, inflamación, dolores musculares e hinchazón.

Para preparar este té añada la raíz fresca o seca en una taza con agua hirviendo y deje reposar durante 2 o 3 minutos, luego añade un poco de miel para eliminar el sabor amargo.

Vinagre de diente de león

Otra forma de aprovechar el diente de león, es complementando sus magníficas propiedades con las del vinagre de manzana que actúa a la vez de conservante. Con este vinagre podemos aliñar cualquier plato que nos apetezca, le aportará nutrientes, valor depurativo, diurético y remineralizante, entre otros.

Para prepararlo, en el caso de planta fresca, lava bien, y seca con un paño limpio. Se puede usar la planta entera, la parte que tengamos a mano, tanto hojas, flores y/o raíces. Corta e introduce en un envase de cristal que cierre hermético. Llena con la planta hasta arriba apretando moderadamente. Si usas planta seca llena sólo una cuarta parte del envase. Cubre con vinagre de manzana y cierra bien.

Evita tapas metálicas que pueden contaminar el preparado, mejor envases con tapa de cristal. Guarda en un lugar oscuro durante 4 semanas. Remover periódicamente, a diario si puede ser, asegurándote de que la planta queda siempre bien cubierta por el vinagre.

Filtrar e introduce el macerado resultante en un envase de cristal y mantén en el refrigerador. puede conservarse en perfectas condiciones un mínimo de 6 meses. Al preparado podemos añadirle opcionalmente unas cucharadas de miel pura a nuestro gusto.

Recuerda compartir esta información con tus amigos, para que así más de uno pueda conocer y aprovechar al máximo las propiedades que tiene esta planta.

Fuente e imágenes: Gurú de Remedios

Anuncios