Los mejores remedios caseros contra la artritis reumatoide

¿A que llamamos Artritis Reumatoide?

Los mejores remedios caseros contra la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es un tipo de artritis más grave que la osteoartritis. Es una enfermedad crónica que se manifiesta con la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes y se caracteriza por causar dolor y rigidez.

Las causas que provocan esta enfermedad se desconocen, pero se sabe que es una enfermedad auto inmunitaria, lo que quiere decir que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano.Las áreas más afectadas del cuerpo por la artritis son las las rodillas, los dedos de las manos y de los pies, las muñecas, codos y hombros, cuello y espalda.

Por suerte contamos con  algunas alternativas 100% naturales para aliviar esta enfermedad y aquí te detallamos algunos de los más eficaces remedios caseros y naturales para tratar la artritis reumatoide.

Los mejores remedios caseros contra la artritis reumatoide

Masajes

Los masajes suaves ayudan a relajar los  músculos que se encuentran endurecidos por el dolor. Practicarse masajes con regularidad ayuda a relajar el cuerpo y la mente. Tenga en cuenta que el  estrés y la tensión pueden provocar un episodio de dolor en personas que padecen de esta enfermedad. Músculos que se hayan endurecido por el dolor.

Compresas de agua fría

compresa

Colocar compresas de agua fría en la parte afectada puede servir para reducir la hinchazón y la inflamación articular. Puedes utilizar bolsas con hielo y colocarla directamente en la articulación afectada para ayudar a calmar el dolor y bajar la hinchazón. Hazlo por 15 minutos tomando un descanso de 30 minutos entre cada aplicación.

Aceite de pescado y aceite de semillas de linaza

Los mejores remedios caseros contra la artritis reumatoide

Puedes preguntar por estos  aceites en cápsulas en cualquier supermercado o farmacia. Ambos  poseen  ácidos grasos omega-3 que actúan aliviando la artritis reumatoide aminorando la inflamación y el desgaste de cartílago.  Aplícalos con un suave masaje en la zona afectada.

Loción de Manzanilla y Germen de Trigo

essential oil and camomile flowers in mortar

Para preparar esta loción necesitaremos 100 g de manzanilla y 250 ml de aceite de germen de trigo. Mezclamos en un recipiente la manzanilla y el aceite moviendo la mezcla para unir bien los ingredientes y dejamos macerar 15 días dentro de un sitio oscuro y seco, como un armario. Pasado este tiempo, colamos la preparación y ya está lista para usarla untándola en las zonas afectadas por la artritis.

Vinagre caliente

Vinagre (1)

Calentamos un poco de vinagre de manzana en el cual sumergiremos una venda, después la pondremos tibia en la articulación inflamada. El paso siguiente es envolver sobre esta con plástico de cocina y finalmente con una toalla para mantener el calor.

No se debe apretar mucho para no detener la circulación.

 Cataplasma de papa

Beneficios-de-la-papa-1

Ponemos a hervir 2 papas grandes sin pelar hasta que ya estén blandas y las ponemos sobre una tela o paño. Las aplastamos y aplicamos sobre el área que necesitamos tratar  y retiramos cuando esté frío. Repetir si es necesario.

Baño con Sales de Epsom

salesdeEpsom

En una tina con agua caliente agregue dos puñados de sales de Epsom y tome este baño tibio.

Las Sales de Epsom son un compuesto químico que contiene sulfato de magnesio. Este ha mostrado tener efectos benéficos al producir relajación del músculo liso y disminución de la inflamación. Por lo tanto se usa para tratamiento de procesos inflamatorios.

Recomendaciones

Es importante saber que aunque estos remedios naturales son los mejores remedios caseros contra la artritis reumatoide, debes recordar que estos son tratamientos alternativos y que siempre se debe buscar la ayuda de un médico pues de no atenderse tempranamente corre el riesgo de que se  dañen las articulaciones y se desarrollen otras complicaciones.

Fuente e imágenes: mis remedios caseros