Este polvo tiene más antioxidantes que los arándanos, más hierro que la espinaca y más vitamina A que las zanahorias!!

Este polvo verde  ofrece toneladas de proteínas para los veganos y los vegetarianos. También está llena de importantes antioxidantes, enzimas, vitaminas y minerales. Su nombre es espirulina.

La espirulina contiene dos veces más nutrientes que 5 porciones de frutas y verduras frescas. Es una cianobacteria o una alga azul-verde como explican los expertos.

Tiene su nombre gracias a su color brillante. La mayoría de sus pigmentos son biodisponibles y sanos, especialmente beta-caroteno y clorofila-a. Las algas producen oxígeno a través de la fotosíntesis, lo que la hace bastante similar a las plantas de la tierra. También está llena de muchos nutrientes beneficiosos.

Este polvo tiene más antioxidantes que los arándanos, más hierro que la espinaca y más vitamina A que las zanahorias!!

Hoy en día, podemos encontrarla en todas partes, incluyendo los océanos, agua dulce, suelos húmedos, rocas húmedas en desiertos y rocas desnudas, e incluso las rocas en la Antártida. Gran porcentaje de la espirulina comercializada se recoge en las costas de Hawai y América del Sur. Más tarde se vende en forma de polvo, píldoras y hojuelas. Viene pura o combinada con otros ingredientes.

Beneficios de la Espirulina

La espirulina es casi un 60% de proteínas, y es una excelente alternativa a las fuentes de proteínas de carne. Los nutricionistas dicen que es una de las pocas fuentes vegetales de vitamina B-12.

Ahora, los vegetarianos carecen de esta vitamina en su dieta. La espirulina contiene ALA, (omega-3), LA (omega-6), GLA (reduce la inflamación) y DHA (componente principal del cerebro). Estos lípidos saludables tienen muchos papeles importantes.

Gramo por gramo espirulina contiene:

  • 3,100% más beta-caroteno (vitamina A) que las zanahorias
  • 5.500% más hierro que las espinacas
  • 600% más proteínas que el tofu
  • 280% más de antioxidantes que los arándanos

Las algas verde-azuladas contienen vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (nicotinamina), B6 ​​(piridoxina), B9 (ácido fólico), C, D y E.

Es una excelente fuente de potasio, calcio, cromo, cobre, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, sodio y zinc.

Beneficios adicionales:

  • Alivia las alergias
  • Aumenta la inmunidad
  • Regula la presión arterial
  • Normaliza el colesterol
  • Previene el cáncer
  • Estimula las bacterias amigables en los intestinos
  • Reduce el riesgo de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad
  • Proporciona un fuerte potencial anti-inflamatorio y antimicrobiano
  • Ofrece una gran actividad antiviral contra el VIH, el herpes y la hepatitis
  • Fortalece la resistencia a la insulina
  • Previene el daño hepático causado por los medicamentos de quimioterapia

Cómo usar la espirulina

Puedes simplemente tragar la píldora o añadir ¼ o 1  cucharadita de polvo a tu batido. Los nutricionistas sugieren que usar pequeñas cantidades al principio, porque su sabor es un poco dulce, y algunos no pueden realmente tolerar su sabor. La espirulina también está disponible como pre-sabor, envasado en polvo de proteínas.

Aquí hay un buen truco para probarla:

Añade una cucharada de espirulina en polvo a una bolsa de palomitas de maíz, y agítala. Para un máximo sabor, agrega ajo en polvo al gusto, y agita otra vez. Precaución: No recojas algas al azar de tu estanque local, ya que puedes accidentalmente ingerir especies no comestibles y poner tu salud en peligro.

Fuente e imágenes: Viviendo Saludable