EL DOCTOR LE DIJO QUE NO IBA PODER CAMINAR DE NUEVO; PERO ESTE REMEDIO NATURAL LE DEVOLVIÓ LA VIDA A SUS RODILLAS: NO TODOS LO CONOCEN, PERO ESTO ELIMINA LA INFLAMACIÓN Y EL DOLOR EN POCOS SEGUNDOS!

Muchas personas sufren de molestias en algunas partes de su cuerpo, ya sea por excesos al momento de hacer ejercicio, alimentación inadecuada, falta de minerales o vitaminas en el organismo.

El sedentarismo, entre otros factores, indiscutiblemente puede deteriorar la salud, pues sin darnos cuenta ocasionan daños irreversibles o problemas con los que debemos lidiar de por vida con: píldoras, tratamientos y visitas prologadas al médico.

En este artículo les hablaremos de unas de las articulaciones más importantes, las rodillas, estas nos permiten: caminar, correr, sentarse y agacharse, las mismas sostienen el cuerpo, y el 80% del peso corporal recae en ellas y por consiguiente estas se desgastan, lo que provoca un fuerte dolor al caminar, correr o flexionar y en algunos casos la inmovilización de las mismas.

EL DOCTOR LE DIJO QUE NO IBA PODER CAMINAR DE NUEVO; PERO ESTE REMEDIO NATURAL LE DEVOLVIÓ LA VIDA A SUS RODILLAS: NO TODOS LO CONOCEN, PERO ESTO ELIMINA LA INFLAMACIÓN Y EL DOLOR EN POCOS SEGUNDOS!

En la actualidad existen diversos tratamientos para aliviar aquel dolor que puede producirse en cualquier parte del cuerpo, pero algunos resultan ser costosos o muy agresivos para el organismo por lo que la persona afectada tiende a acudir a otros métodos más seguros como lo es la medicina natural.

Remedio natural para aliviar el dolor en las rodillas

Solo necesitas:

 Yema de huevo y sal

Preparación y modo de empleo:

Debes mezclar ambos ingredientes y aplicarlos con un trozo de algodón en la rodilla, debes sostenerlo y mantenerlo fijo con una venda elástica, deja la pierna vendada por 2 horas y luego retira, lava y vuelve a repetir el procedimiento unas 4 o 5 veces al día.

Algunos estudios afirman que los aceites que contiene el huevo aportan minerales a los huesos, mientras que la sal reduce la inflamación y en consecuencia, el dolor muscular.

Otros remedios:

Hielo: En una bolsa de plástico coloca hielo, debes envolver esa bolsa en una toalla para colocarla sobre la rodilla, sostén la bolsa de hielo sobre las articulaciones durante 20 minutos y repite el mismo tratamiento 4 veces al día, ten en cuenta que el frío ayudará a disminuir la inflamación y el dolor.

Aceite de mostaza: Realiza masajes sobre las rodillas con aceite de mostaza, este ayudará a mejorar la circulación de la sangre en la zona, reducirá la inflamación y aliviará el dolor en la misma.

Ahora que conoces las maneras naturales de aliviar estos dolores, pon esos métodos en práctica, no olvides que ante cualquier duda o irregularidad puedes consultar a un especialista, ya que él es el único que puede orientarte adecuadamente.